Reloj Astronomico-Praga

El Reloj Astronómico de Praga es el reloj medieval más famoso del mundo. Fue construido en 1410 por el maestro relojero Hanus y perfeccionado por Jan Taborsky en el siglo XVI. La leyenda dice que para que Hanus no repitiera su obra, los concejales le dejaron ciego. El reloj se encuentra situado en el edificio del ayuntamiento de la Ciudad Vieja de Praga. Es una de las atracciones turisticas mas importantes de Praga.

Los tres principales componentes del reloj son: El cuadrante astronómico, que indica las 24 horas de día y ademas representa las posiciones del sol y de la luna en el cielo asi como  otros detalles astronómicos. Las figuras animadas que incluyen "El paseo de los Apóstoles", un mecanismo de relojería que muestra, cuando el reloj da las horas, las figuras de los doce Apóstoles. El calendario circular con medallones que representan los meses del año.

La parte más antigua del Reloj es el mecanismo del cuadrante astronómico que data de 1410. Fue construido por el relojero Nicolás de Kadan2 y por Jan Šindel, profesor de matemáticas y astronomía de la Universidad Carolina de Praga. Alrededor de 1490 fueron añadidos el calendario y las esculturas góticas que decoran la fachada. El Reloj se paró varias veces a partir del 1552, y tuvo que ser reparado tantas veces como fallos tuvo.  En el siglo xvii se añadieron las estatuas móviles de los laterales del cuadrante astronómico. Las estatuas en madera de los apóstoles fueron añadidas durante la reparación de 1865-1866. El Reloj sufrió fuertes daños los días 7 y 8 de mayo de 1945, horas antes de la capitulación alemana en Praga, que fue forzada por el avance del Ejército Rojo. Los soldados alemanes dirigieron sus ataques de vehículos blindados y de antiaéreos a la Vieja Ciudad de Praga en un esfuerzo por silenciar la iniciativa provocadora de la radio por parte de la resistencia checa iniciada el 5 de mayo. El Ayuntamiento y los edificios cercanos fueron incendiados junto a las esculturas de madera del Reloj y la esfera del calendario de Josef Mánes. . El reloj volvió a funcionar a partir de 1948. 

Cada vez que el reloj marca una hora en punto cientos de turistas se congregan con sus cámaras fotográficas para grabar el fascinante espectáculo de una máquina que en la Edad Media se contaba entre las maravillas del mundo. El reloj que desde hace 600 años figura entre los tesoros más valiosos de la ciudad, asombra hasta hoy con el desfile de apóstoles, estatuas mecánicas y la representación del tiempo de una manera que no es capaz de imitar ninguna otra máquina en el mundo. Hermoso!

  • No Comments
Powered by SmugMug Owner Log In